Honorarios

El abogado es un profesional liberal cuyos honorarios se fijan libremente con su cliente. 

Los honorarios de nuestro despacho son competitivos y corresponden realmente al trabajo realizado. 

Para determinar nuestros honorarios se tiene en cuenta (de conformidad con lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley Nº 71-1130, de 31 de diciembre de 1971, relativa a la reforma de determinadas profesiones judiciales y jurídicas, y en el artículo 11-2 del Reglamento interno de la profesión de abogado):

  • el tiempo dedicado al caso,
  • el trabajo de investigación a realizar,
  • la importancia de los intereses en juego,
  • los gastos y la carga economica que puede suponer para el despacho,
  • la notoriedad, los títulos, la experiencia y la especialización del despacho,
  • los resultados y ventajas obtenidos en beneficio del cliente a través del trabajo realizado por el despacho,
  • el servicio prestado al cliente,
  • la situación economica del cliente.

En aras de la transparencia y la previsibilidad, es fundamental para nosotros que nuestros clientes puedan anticipar el coste de la gestión de los casos y servicios que nos encomiendan.

Por ese motivo, desde la primera consulta, evaluamos el tiempo y el coste de nuestra intervención.

Despues, determinamos claramente el monto de nuestros honorarios o cómo se determinan, así como los diversos costes y desembolsos que se consideran.

Un acuerdo escrito de honorarios, que combina estos elementos, se firma con nuestros clientes al comienzo de nuestra prestacion de servicios. 

Somos conscientes de que recurrir a un abogado puede suponer un coste importante para los litigantes, ya sean particulares o pequeñas empresas, por lo que nuestros clientes pueden pagar nuestros honorarios en varias cuotas mensuales y ello sin comisiones ni intereses.

  1. Tarifa por tiempo dedicado : 

Proponemos una tarifa por hora que determinamos por adelantado, junto con el cliente.

Nuestra tarifa habitual por hora es de 230 €.

A esta suma, se le agrega cuando se requiere, la regulación del IVA, que asciende al 20%.

En este método de facturación, nuestro despacho envía periódicamente a sus clientes un documento que detalla todas las diligencias que ha llevado a cabo y el tiempo que ha dedicado al asunto.

Se recomienda este método de pago por horas cuando resulta imposible evaluar por adelantado el tiempo que se debe invertir en un asunto.

            

  2. La tarifa plana:

El despacho y el cliente pueden acordar un precio global, es decir, una tarifa que incluye todas las diligencias a realizar para llevar a cabo el caso o el trabajo encomendado.

Ejemplos de tarifa plana que aplicamos :

Los precios indicados a continuación son indicativos. Pueden variar segun el tipo y la complejidad del caso o del trabajo encomendado y estar acompañados por una tarifa complementaria.

  • La primera consulta en el despacho, se factura entre 150 € y 230 € (mas IVA), según el tiempo dedicado y dependiendo si el asunto se encomienda o no al despacho,
  • Divorcio de mutuo acuerdo entre 1.000 € y 2.500 € (mas IVA),  dependiendo de la situación familiar y patrimonial de la pareja.
  • Divorcio contencioso entre 2.000 € y 5.000 € (mas IVA)
  • Procedimientos incoados ante el Tribunal d’Instance (Tribunal de Instancia) o le tribunal de police (Tribunal de Policía) entre 1.000 y 2.000 € (mas IVA),
  • Procedimientos (urgentes) incoados “en référé”, ante el Tribunal de Grande Instance (tribunal de gran instancia) o el Tribunal de Commerce (tribunal mercantil), entre 1.500 € y 2.500 € (mas IVA),
  • Procedimientos (clasicos) ante el Tribunal de Grande Instance (tribunal de gran instancia) o ante el Tribunal de Commerce (tribunal mercantil), entre 2.500€ y 5.000€ (mas IVA),
  • Procedimientos « simples » (sin designacion de un juez de instruccion) ante el tribunal correctionnel (tribunal penal), entre 1.500 € y 2.500 € (mas IVA),
  • Recursos de apelacion entre 1.500 € y 5.000 € (mas IVA), dependiendo del caso y de la decisión impugnada,
  • Procedimientos ante le juge de l’exécution (el Juez de Ejecución), le JLD (el Juez de la Libertad y la Detención) o  le juge d’application des peines (el Juez de Aplicación de los Castigos), entre 1.000 € y 2.000 € (mas IVA).

        

      3. Tarifa segun el resultado: 

Podemos acordar con nuestros clientes una tarifa que dependera en parte del resultado obtenido en el caso encomendado. 

Se trata de un honorario complementario a una tarifa plana o a una tarifa por tiempo dedicado. 

Esta comisión se fija generalmente entre el 8% y el 15% de los ingresos y ganancias que el cliente recibirá al final del procedimiento. 

              

      4. El abono: 

Este método de pago de honorarios es posible e interesante para el cliente, cuando utiliza habitualmente los servicios de nuestro despacho. 

En este caso, el cliente abona a nuestro despacho, normalmente de manera mensual, una cantidad de honorarios determinados (segun una tarifa preferente) durante un período de tiempo determinado.

Durante ese periodo de tiempo, nuestro despacho se compromete a prestar de forma prioritaria al cliente, un determinado número de servicios legales (como por ejemplo : consultas legales, redacción de documentos juridicos, contratos, cartas, etc.) o a dedicarle un determinado número de horas de trabajo.

              

      5. L’aide juridictionnelle « asistencia jurídica gratuita »: 

Nuestro despacho puede puntualmente prestar de forma gratuita una asistencia legal a ciertas personas con recursos economicos limitados. Estas personas tienen que cumplir, algunos requisitos para obtener l’aide juridictionnelle (une ayuda economica del estado frances). 

Nuestros honorarios se pueden abonar segun las condiciones previstas por la ley. 

Los pagos pueden realizarse en efectivo (hasta un máximo de 1.000 euros), mediante cheque bancario o transferencia bancaria.

Cuando nuestro despacho acepta llevar un asunto o prestar un servicio, solicitamos habitualmente el pago anticipado de una provisión de fondos.

En caso de impago de dicha provision de fondos, nuestro despacho se otorga la posibilidad de retirarse del caso o de no llevar a cabo la prestacion de servicio encomendado.

Otros posibles costes:

Además de los honorarios, el cliente puede tener que pagar a nuestra firma otros gastos que no están directamente incluidos en nuestra remuneración :

  • Los emolumentos, cuyo importe está regulado y que se adeudan en determinadas intervenciones de un abogado ante un tribunal ;
  • Los posibles recursos presentados, ya sea mediante un escrito o un trámite administrativo, ante la mayoría de las jurisdicciones ;
  • Los desembolsos y gastos operativos, corresponden a los gastos que nuestro despacho haya podido pagar por adelantado a favor del cliente (como por ejemplo los honorarios de los ujieres, traductores, expertos, etc.).

En caso de conflicto relativo al pago de nuestros honorarios, existen dos opciones legales para resolverlo :

– a través del servicio de mediación del  « médiateur de la consommation de la profession d’avocat » ;

– a través del decano/presidente del Colegio de Abogados de Paris, sometiendole un procedimiento conocido como « la taxation d’honoraires » previsto en los artículos 174 y siguientes del Decreto No. 91-1197 de 27 de noviembre de 1991.

El abogado es un profesional liberal cuyos honorarios se fijan libremente con su cliente.

Los honorarios de nuestro despacho son competitivos y corresponden realmente al trabajo realizado.

Para determinar nuestros honorarios se tiene en cuenta (de conformidad con lo dispuesto en el artículo 10 de la Ley Nº 71-1130, de 31 de diciembre de 1971, relativa a la reforma de determinadas profesiones judiciales y jurídicas, y en el artículo 11-2 del Reglamento interno de la profesión de abogado):

  • el tiempo dedicado al caso,
  • el trabajo de investigación a realizar,
  • la importancia de los intereses en juego,
  • los gastos y la carga economica que puede suponer para el despacho,
  • la notoriedad, los títulos, la experiencia y la especialización del despacho,
  • los resultados y ventajas obtenidos en beneficio del cliente a través del trabajo realizado por el despacho,
  • el servicio prestado al cliente,
  • la situación economica del cliente.

En aras de la transparencia y la previsibilidad, es fundamental para nosotros que nuestros clientes puedan anticipar el coste de la gestión de los casos y servicios que nos encomiendan.

Por ese motivo, desde la primera consulta, evaluamos el tiempo y el coste de nuestra intervención.

Despues, determinamos claramente el monto de nuestros honorarios o cómo se determinan, así como los diversos costes y desembolsos que se consideran.

Un acuerdo escrito de honorarios, que combina estos elementos, se firma con nuestros clientes al comienzo de nuestra prestacion de servicios.

Somos conscientes de que recurrir a un abogado puede suponer un coste importante para los litigantes, ya sean particulares o pequeñas empresas, por lo que nuestros clientes pueden pagar nuestros honorarios en varias cuotas mensuales y ello sin comisiones ni intereses.

  1. Tarifa por tiempo dedicado :

Proponemos una tarifa por hora que determinamos por adelantado, junto con el cliente.

Nuestra tarifa habitual por hora es de 230 €.

A esta suma, se le agrega cuando se requiere, la regulación del IVA, que asciende al 20%.

En este método de facturación, nuestro despacho envía periódicamente a sus clientes un documento que detalla todas las diligencias que ha llevado a cabo y el tiempo que ha dedicado al asunto.

Se recomienda este método de pago por horas cuando resulta imposible evaluar por adelantado el tiempo que se debe invertir en un asunto.

            

  2. La tarifa plana:

El despacho y el cliente pueden acordar un precio global, es decir, una tarifa que incluye todas las diligencias a realizar para llevar a cabo el caso o el trabajo encomendado.

Ejemplos de tarifa plana que aplicamos :

Los precios indicados a continuación son indicativos. Pueden variar segun el tipo y la complejidad del caso o del trabajo encomendado y estar acompañados por una tarifa complementaria.

  • La primera consulta en el despacho, se factura entre 150 € y 230 € (mas IVA), según el tiempo dedicado y dependiendo si el asunto se encomienda o no al despacho,
  • Divorcio de mutuo acuerdo entre 1.000 € y 2.500 € (mas IVA),  dependiendo de la situación familiar y patrimonial de la pareja.
  • Divorcio contencioso entre 2.000 € y 5.000 € (mas IVA)
  • Procedimientos incoados ante el Tribunal d’Instance (Tribunal de Instancia) o le tribunal de police (Tribunal de Policía) entre 1.000 y 2.000 € (mas IVA),
  • Procedimientos (urgentes) incoados “en référé”, ante el Tribunal de Grande Instance (tribunal de gran instancia) o el Tribunal de Commerce (tribunal mercantil), entre 1.500 € y 2.500 € (mas IVA),
  • Procedimientos (clasicos) ante el Tribunal de Grande Instance (tribunal de gran instancia) o ante el Tribunal de Commerce (tribunal mercantil), entre 2.500€ y 5.000€ (mas IVA),
  • Procedimientos « simples » (sin designacion de un juez de instruccion) ante el tribunal correctionnel (tribunal penal), entre 1.500 € y 2.500 € (mas IVA),
  • Recursos de apelacion entre 1.500 € y 5.000 € (mas IVA), dependiendo del caso y de la decisión impugnada,
  • Procedimientos ante le juge de l’exécution (el Juez de Ejecución), le JLD (el Juez de la Libertad y la Detención) o  le juge d’application des peines (el Juez de Aplicación de los Castigos), entre 1.000 € y 2.000 € (mas IVA).

        

      3. Tarifa segun el resultado:

Podemos acordar con nuestros clientes una tarifa que dependera en parte del resultado obtenido en el caso encomendado.

Se trata de un honorario complementario a una tarifa plana o a una tarifa por tiempo dedicado.

Esta comisión se fija generalmente entre el 8% y el 15% de los ingresos y ganancias que el cliente recibirá al final del procedimiento.

              

      4. El abono:

Este método de pago de honorarios es posible e interesante para el cliente, cuando utiliza habitualmente los servicios de nuestro despacho.

En este caso, el cliente abona a nuestro despacho, normalmente de manera mensual, una cantidad de honorarios determinados (segun una tarifa preferente) durante un período de tiempo determinado.

Durante ese periodo de tiempo, nuestro despacho se compromete a prestar de forma prioritaria al cliente, un determinado número de servicios legales (como por ejemplo : consultas legales, redacción de documentos juridicos, contratos, cartas, etc.) o a dedicarle un determinado número de horas de trabajo.

              

      5. L’aide juridictionnelle « asistencia jurídica gratuita »:

Nuestro despacho puede puntualmente prestar de forma gratuita una asistencia legal a ciertas personas con recursos economicos limitados. Estas personas tienen que cumplir, algunos requisitos para obtener l’aide juridictionnelle (une ayuda economica del estado frances).

Nuestros honorarios se pueden abonar segun las condiciones previstas por la ley.

Los pagos pueden realizarse en efectivo (hasta un máximo de 1.000 euros), mediante cheque bancario o transferencia bancaria.

Cuando nuestro despacho acepta llevar un asunto o prestar un servicio, solicitamos habitualmente el pago anticipado de una provisión de fondos.

En caso de impago de dicha provision de fondos, nuestro despacho se otorga la posibilidad de retirarse del caso o de no llevar a cabo la prestacion de servicio encomendado.

Otros posibles costes:

Además de los honorarios, el cliente puede tener que pagar a nuestra firma otros gastos que no están directamente incluidos en nuestra remuneración :

  • Los emolumentos, cuyo importe está regulado y que se adeudan en determinadas intervenciones de un abogado ante un tribunal ;
  • Los posibles recursos presentados, ya sea mediante un escrito o un trámite administrativo, ante la mayoría de las jurisdicciones ;
  • Los desembolsos y gastos operativos, corresponden a los gastos que nuestro despacho haya podido pagar por adelantado a favor del cliente (como por ejemplo los honorarios de los ujieres, traductores, expertos, etc.).

En caso de conflicto relativo al pago de nuestros honorarios, existen dos opciones legales para resolverlo :

– a través del servicio de mediación del  « médiateur de la consommation de la profession d’avocat » ;

– a través del decano/presidente del Colegio de Abogados de Paris, sometiendole un procedimiento conocido como « la taxation d’honoraires » previsto en los artículos 174 y siguientes del Decreto No. 91-1197 de 27 de noviembre de 1991.